25/01/2021
Home / Actualidad  / Magdalena Lira y documental sobre Iglesia La Asunción: » Van a pasar años antes que pueda reabrir sus puertas»

Magdalena Lira y documental sobre Iglesia La Asunción: » Van a pasar años antes que pueda reabrir sus puertas»

El 18 de octubre de este año fue destruida la Iglesia de La Asunción, ubicada en la comuna de Santiago. Más allá de los muros quemados, hay una comunidad de fieles que vio cómo el

El 18 de octubre de este año fue destruida la Iglesia de La Asunción, ubicada en la comuna de Santiago. Más allá de los muros quemados, hay una comunidad de fieles que vio cómo el lugar que los acogía se venía abajo. El daño es material, arquitectónico, patrimonial, pero sobre todo humano. La Fundación Ayuda a la Iglesia que Sufre decidió documentar este momento en un minidocumental que dejamos aquí a tu disposición. Conversamos con la Directora Nacional de la fundación, que además es vocera de Voces Católicas, para profundizar en la importancia de una parroquia y en lo que viene para esta iglesia en particular.

¿Por qué decidieron hacer este corto documental?

Como Fundación Ayuda a la Iglesia que Sufre decidimos hacer este video como un registro histórico para guardar en la memoria, en nuestra historia este hecho trágico. También queremos mostrar que no sólo se destruyó una iglesia, sino que es una comunidad de personas la que se ve afectada por estos actos de violencia. Porque claro, en las noticias mucha veces nos quedamos con el valor del edificio, que era un edificio con valor patrimonial, lo que obviamente es muy importante. Pero no sólo es un edificio el que se destruyó, sino que también es una comunidad compuesta por personas con nombre y apellido que han visto cómo su fe y su vida se ha desarrollado ahí: Se han bautizado, se han casado, han vivido momentos tristes como los funerales de seres queridos. Y ellos ven como esa vandalización los afecta también a ellos. Entonces en definitiva hubo dos intenciones: Uno, guardar en la memoria estos hechos para que ojalá nunca vuelvan a ocurrir y también mostrar que no sólo fue un edificio el atacado, sino que también una comunidad de personas.

¿Cómo consiguieron a los protagonistas del video?

Las personas que aparecen en el video son personas de la misma comunidad. Son personas que no fueron traídas de afuera, sino que fue la misma comunidad desde donde surgieron. Esa comunidad vio como les afectó este acto de distinta manera y a estas personas las encontramos ahí. Una es la secretaria de la parroquia y las otras las conocimos mientras estábamos haciendo las grabaciones. Personas que iban a ayudar en lo que fuera necesario en la parroquia. Son personas comunes y corrientes, como cualquiera de nosotros, personas que son parte de la comunidad de fieles de la Parroquia La Asunción.

¿Qué es lo que viene para esta iglesia?

En el video hay una persona que dice que no cree que esté vivo para ver la iglesia restaurada y algo de razón tiene porque lo que vienje es un trabajo gigantesco. La iglesia era patrimonio entonces implica mucho trabajo de especialidades distintas, arquitectura, construcción, materiales especiales. Además restaurar y reabrir esta iglesia es una inversión gigantesca. No hay cifras aproximadas, pero se trata de cientos de millones de pesos, por lo tanto van a pasar años antes de que la iglesia, Dios quiera, pueda abrir sus puertas.

¿Cómo se vuelve a poner en pie?

Hay que buscar mecanismos, donaciones de privados, donaciones de empresas. A lo mejor se podrían conseguir fondos a través de cultura o algo así ya que se trata de un edificio patrimonial. Como fundación en este momento lo que nosotros estamos haciendo es ayudar a la comunidad para que pueda seguir reuniéndose en el lugar. Les vamos a habilitar una sala donde pueden celebrar misas, habilitamos también una nueva oficina porque las oficinas parroquiales también fueron destruidas y estamos ayudando al párroco, al padre Pedro Narbona en su subsistencia porque quremos que la comunidad siga funcionando y la comunidad quiere hacerlo ahí, en la iglesia. Como fundación estamos comprometidos en eso y esperamos que haya distintas instituciones que se unan para poner esta iglesia nuevamente en pie

Comparte