02/02/2023
Home / Actualidad  / Padre Marcelo Catrin: “Si tienen algún amigo cura que este solo, invítenlo a su casa en Navidad

Padre Marcelo Catrin: “Si tienen algún amigo cura que este solo, invítenlo a su casa en Navidad

Llega la nochebuena y las familias se reúnen para celebrar la llegada del Niño Jesús. Es una fiesta que los católicos preparamos en el tiempo de Adviento, el cual nos invita a recordar el pasado,

Llega la nochebuena y las familias se reúnen para celebrar la llegada del Niño Jesús. Es una fiesta que los católicos preparamos en el tiempo de Adviento, el cual nos invita a recordar el pasado, nos impulsa a vivir el presente y a preparar el futuro. En dicho periodo, la Iglesia juega un rol fundamental para canalizar las distintas iniciativas que surgen dentro de la comunidad para ir en ayuda de los más necesitados.

Bien lo sabe Marcelo Catrin, sacerdote de la parroquia Asunción de María de Achupalla, en el sector norte de Viña del Mar. “Es el sector donde hay más campamentos en Chile, mucha situación precaria en un sector tan lindo”, cuenta el religioso de la diócesis de Valparaíso, quien conversó con Voces Católicas para contarnos su experiencia sobre cómo vive él esta importante fecha.

“Hay mucha gente que quiere ayudar y no sabe cómo, aquí es cuando uno es un canal, se realizan muchas actividades como fiestas de Navidad, cenas, cajas de mercaderías y un sinfín de actividades con las juntas de vecinos, campamentos y comunidades, donde la presencia de la iglesia se hace notar más que nunca en esta fecha y eso es muy bonito pese al desgaste personal de uno”, explica el padre Marcelo.  

Luego de vivir varias jornadas de reflexión, celebraciones, ayuda solidaria y diversas misas durante todo diciembre, la nochebuena se vive de manera distinta. “La noche de Navidad es tal vez la noche más solitaria que podría pasar como sacerdote, uno se entrega por completo a la gente en las misas, y al final el que queda solo es el sacerdote”, explica y nos cuenta que “lo que hago es ir a la casa, tomarme una cola de mono, un pan de pascua y después a dormir. El 25 de diciembre uno se acerca a la familia y aprovecha esa instancia para compartir”.

Aunque reconoce que en la soledad de la nochebuena está feliz por todo lo que se está viviendo en este periodo, envía un mensaje a los fieles: “Si tienen algún amigo cura que lo ven solo, invítenlo a su casa en Navidad y compartan con él, es muy bonito y uno se alegra mucho”.

Comparte