31/01/2023
Home / Actualidad  / Adviento en familia

Adviento en familia

Los grandes regalos hay que prepararlos, trabajar por ellos, planificarlos y de esa manera al recibirlos podemos disfrutarlos más. Algo parecido ocurre con la Navidad. Durante meses la planeamos, pensamos con quién nos reuniremos, qué

Los grandes regalos hay que prepararlos, trabajar por ellos, planificarlos y de esa manera al recibirlos podemos disfrutarlos más. Algo parecido ocurre con la Navidad. Durante meses la planeamos, pensamos con quién nos reuniremos, qué comeremos, qué decoraremos, etc.


Hay veces en que todos los detalles están cubiertos y conversados, pero se nos olvida lo más importante: “Poner un puesto en la mesa al cumpleñero”. Otras veces, tenemos la casa tan decorada que no vemos al pequeño niño en el pesebre y celebramos sin ni siquiera mirarlo.

Por eso, es muy importante vivir el Adviento en familia, sobre todo las familias con niños pequeños. Ir poco a poco preparando el gran día de la llegada de Jesús, al igual que como se les prepara para el nacimiento de un hermano, se elige un nombre, dónde dormirá y con quiénes, etc.


A Jesús también debemos prepararle un lugar en nuestra casa y corazón. Sacar lo que nos sobra y molesta como el rencor, egoísmo, flojera, etc. Durante cuatro semanas preparamos cada rincón, conversamos acerca de cómo queremos acogerlo, visitamos a los que están solos llevándole la buena noticia, compartimos con otros, escuchamos la voz de Dios en la oración y nos privamos de algunas cosas que nos gustan en signo de penitencia.


Si logramos vivir el Adviento, la Navidad tendrá otro sentido, habremos preparado tanto, que no olvidaremos ningún detalle y será Jesús quien brillará esa noche.

Un buena idea es turnar la cuna del pesebre una noche con cada miembro de la familia, para que cada uno visualice cómo se verá cuando esté Jesús en ella y luego el día de Navidad todos juntos en medio de una oración ponen a Jesús recién nacido en su cunita que ha sido preparada por todos.

También es bueno conversar y pensar en familia: ¿Qué regalo querrá Jesús en su cumpleaños?, tal vez que nos escuchemos más, que nos tratemos con cariño, que compartamos con otros, etc.

Cada familia es única y cada una tiene su manera de celebrar, lo que no puede pasar es que celebremos cualquier cosa, menos el Nacimiento de Jesús, pues ese día pasará y nos dejará un vacío al terminar, en cambio, si celebramos el nacimiento de Jesús, la Navidad comenzará ese día y su alegría durará mucho más.

Teresita Domínguez R.

Comparte