28/06/2022
Home / Actualidad  / ¿Cuál es el origen y cómo celebrar el Corpus Christi?

¿Cuál es el origen y cómo celebrar el Corpus Christi?

Este jueves 16 de junio se celebra la Solemnidad del Corpus Christi, una fiesta en la que la Iglesia Católica rinde un culto público y solemne de adoración, gratitud y amor a la Eucaristía, presencia

Este jueves 16 de junio se celebra la Solemnidad del Corpus Christi, una fiesta en la que la Iglesia Católica rinde un culto público y solemne de adoración, gratitud y amor a la Eucaristía, presencia viva de Cristo.

Con la exposición del cuerpo de Cristo en la Basílica de los Sacramentinos, ubicada en Santa Isabel 1059, se dará inicio a la tradicional celebración en Santiago, la cual comenzará desde las 7:00 horas y estará disponible hasta las 15:00 horas del sábado 18 de junio. 

El domingo 19 de junio, a las 12:00 horas, el cardenal Celestino Aós presidirá una Eucaristía en el mismo templo de la exposición, donde posteriormente el Santísimo Sacramento volverá a recorrer las calles de Santa Isabel, Serrano, Eleuterio Ramírez y Arturo Prat, lugares donde habrán dos altares; uno a cargo de la pastoral juvenil y el otro dedicado a las familias.

Desde Voces Católicas compartimos tres datos que debes saber sobre esta fiesta religiosa.

¿Por qué se celebra en esta fecha?

Se celebra el jueves siguiente a la solemnidad de la Santísima Trinidad, la cual se lleva a cabo el domingo siguiente a Pentecostés (60 días después del Domingo de Resurrección). 

¿Cuál es el origen?

El Corpus Christi tuvo sus orígenes en la Última Cena de Jesucristo junto a sus doce discípulos, durante la noche del Jueves Santo. Jesucristo convirtió el pan en la representación de su cuerpo y el vino, que representaba su sangre, invitando a sus discípulos a que comieran y bebieran de él. Este acto procede del santo sacrificio de Jesús en la cruz, venerando su santidad como representante de Dios en la tierra.

El ayuno eucarístico y la Sagrada Comunión 

Antes de recibir la Eucaristía se debe practicar el ayuno eucarístico, absteniéndose de ingerir cualquier alimento o bebida por lo menos una hora antes de la Sagrada Comunión, exceptuando agua y medicinas. Las personas enfermas quedan exentas de dicho ayuno.

Comparte