28/10/2020
Home / Actualidad  / Un Jubileo sostenible para pensar el Chile que queremos

Un Jubileo sostenible para pensar el Chile que queremos

Desde hace unas semanas se ha vuelto recurrente a nivel global, la aparición de variados artículos que auguran diferentes escenarios que deberemos enfrentar como humanidad en el futuro post pandémico. Entre ellos, el del Consejo Mundial Empresarial para el

Desde hace unas semanas se ha vuelto recurrente a nivel global, la aparición de variados artículos que auguran diferentes escenarios que deberemos enfrentar como humanidad en el futuro post pandémico. Entre ellos, el del Consejo Mundial Empresarial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD por su sigla en inglés) que planteó al menos cinco grandes desafíos para el mundo, siendo uno de ellos la inequidad a causa del Covid-19 y sus efectos en la estabilidad social plantearía; o el retroceso de la agenda de la equidad de género por mencionar algunos. O los grandes desafíos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible en temas como Cambio Climático, Gestión Hídrica, Pobreza y otros que plantean las Naciones Unidas.

En estas, y en muchas otras proyecciones, es común mencionar que el futuro de la humanidad debiera ser sostenible, con nuevos modelos económicos, más equidad social y un mayor cuidado de los recursos de la naturaleza, en síntesis, un escenario donde la sostenibilidad y el trabajo colaborativo sea piedra angular.

En paralelo y desde Chile, con una mirada más local y en vísperas de un importante plebiscito, hemos vuelto paulatinamente a retomar la reflexión hacia el futuro, lo que también ha motivado a muchos actores públicos, privados y políticos a proponer diversos escenarios para ese nuevo horizonte.

Sin embargo, llama la atención, que, a diferencia de las proyecciones y reflexiones globales, pareciera que los temas ambientales, sociales y económicos no han adquirido el mismo interés en nuestro proceso interno, quedando relegado por temas muchas veces cortoplacistas y desperdiciando la oportunidad que ofrece la sostenibilidad para el nuevo periodo que viviremos como nación.

Hasta hace menos de un año en nuestro país, la mirada ambiental era algo inevitable en la mayoría de los temas, debido a que seríamos anfitriones de uno de los eventos ambientales más importantes del mundo, la COP-25. Luego el denominado Estallido Social coloco la urgencia en la desigualdad y los grandes desafíos sociales y económicos. Ahora, cuando la discusión sobre el país que queremos construir está más vigente que nunca, debemos volver a dar relevancia a esa mirada sostenible.

Por eso parece caer del cielo -literalmente- el denominado Jubileo de la Tierra, impulsado hace unos días por el Papa Francisco junto a variados líderes de otras religiones, y en conexión con los cincuenta años del Día de la Tierra, para invitarnos a “recordar, descansar, reparar y alegrarse” por el cuidado de la Casa Común. Una celebración que este año adquirió un tono de urgencia y que invita a repensar la sociedad que soñamos desde una mirada armónica con la creación.

Estos días jubilares deben ser un impulso para que legisladores, políticos, empresarios y todos los chilenos -creyentes y también no creyentes- encausen sus discusiones, reflexiones y propuestas con esta óptica integral. Volviendo a poner al centro materias urgentes como la disminución de la desigualdad, el cambio climático, el cuidado del agua, la inclusión y participación, el desarrollo de pequeños emprendedores y tantas otras materias que son parte de la agenda de la sostenibilidad. Aunque solo son 30 días, pueden ser suficientes para retomar el camino sostenible para el Chile que queremos. No los desaprovechemos.

Pablo Vidal: Vocero de Voces Católicas y Gerente General de Sustenta+

Comparte