25/05/2024
Home / Actualidad  / En el día de la Tierra: un llamado urgente a vivir al estilo Laudato si

En el día de la Tierra: un llamado urgente a vivir al estilo Laudato si

Sin duda vivimos un tiempo de grandes desafíos económicos, sociales, pero especialmente ambientales. Con gran alegoría se habla de transición energética, economía circular y nos hemos transformado en líderes en generación de energía renovable. Sin embargo,

Sin duda vivimos un tiempo de grandes desafíos económicos, sociales, pero especialmente ambientales. Con gran alegoría se habla de transición energética, economía circular y nos hemos transformado en líderes en generación de energía renovable.

Sin embargo, la ciencia, por estos días, nos ha confirmado que estos logros por sí solos no serán suficientes para evitar el aumento de 1,5° temperatura a consecuencia del cambio climático que se estableció para evitar situaciones extremas, siendo la grave sequía que enfrentamos desde hace varios años -y que sigue afectando a gran parte de la población de la zona central del país- un ejemplo de ello. Por otro lado, la desigualdad global no ha disminuido, sino ha aumentado desde 1990, tanto entre países como dentro de ellos. El 10% más rico de la población mundial ha capturado el 52% del crecimiento económico mundial, mientras que el 50% más pobre solo ha recibido el 9%. Y la inflación -global y nacional- no da tregua, encareciendo y precarizando la vida de millones de personas.

En palabras simple, estamos viviendo como ranas en una olla, sin darnos cuenta de que nuestro planeta, océanos y desigualdades aumentan de temperatura aceleradamente. Pero un panorama no tan feliz, no es del todo malo. A veces es bueno recordar nuestros pendientes para enfrentar con urgencia de mejor manera nuestro futuro. Entonces parece providencial que este día de la Tierra traigamos a colación la encíclica Laudato si que nos invita a enfrentar con astucia, esperanza y convicción estos desafíos.

En ella, Francisco nos invita a ser protagonistas del cuidado de la Casa Común, atreviéndonos a adoptar cambios hacia un consumo más consciente y lejos de la cultura del descarte, promoviendo la protección del agua y la naturaleza, pero especialmente urgiéndonos a hacer mayores esfuerzos por educar y promover la Ecología Integral en nuestra vida, familia, escuelas, trabajo y todo ámbito de acción en el que nos desenvolvamos. Es tiempo de asumir con urgencia estos grandes desafíos, pero no hay que hacerlo de cualquier manera, sino al estilo Laudato si ¿Se suman?

Pablo Vidal,
Experto en sostenibilidad y vocero Voces Católicas 

Publicada en: Diario La Tribuna de Los Ángeles

Comparte