12/08/2022
Home / Actualidad  / Y las fiestas religiosas ¿cuándo?

Y las fiestas religiosas ¿cuándo?

Los héroes de la pandemia son muchos. Se destacaron sobre todo el personal de salud, pero hoy quisiera hablar de uno que pasó mil veces desapercibido. Es don Sergio (nombre ficticio para resguardar su identidad),

Los héroes de la pandemia son muchos. Se destacaron sobre todo el personal de salud, pero hoy quisiera hablar de uno que pasó mil veces desapercibido. Es don Sergio (nombre ficticio para resguardar su identidad), un guardia de seguridad del Hospital Sótero del Río.

Cada día estaba ahí parado viendo todo lo que ocurría, cómo el hospital se preparaba para la emergencia, como todos nos cubríamos de pies a cabeza y, temiendo también contagiarse. Vio llegar las ambulancias, vio salir los cadáveres, ha visto llorar a las personas por la pérdida de un ser querido. Y cada día me decía: “doctora, que tenga buen turno”. Nada más. Pero un día, me dice: “doctora, ¿puedo hablar un poquito con usted?” Claro, don Sergio, dígame. “Lo qué pasa, doctora, es que con mi familia, vamos todos los años a las peregrinaciones de la Virgen, a lo Vásquez el 8, a la Tirana el 16 de julio y este año (2021) sigue suspendido todo eso. Dígame, ¿cuándo se va poder hacer? Con mi familia haríamos todos los resguardos, todo lo que se tuviera que hacer, pero para nosotros eran momentos que nos daban fuerza para todo el año, nos preparábamos, íbamos todos, hasta llevábamos al perro, los niños, todos y ahora, esa alegría también nos la quitaron, ¿cuándo se va a poder hacer? Tienen los malls abiertos y eso es cerrado, techado, nosotros andamos al aire libre, ¿cuándo se va a poder hacer doctora? Es que no entiendo, yo no tengo muchas letras, ¿me puede explicar?” ¡Ay, don Sergio, lo siento tanto, es verdad, pero por ahora parece que está medio inseguro, pero ya quizás el próximo año.

Pero eso no pasó, se siguen abriendo las puertas de todos los malls, se siguen haciendo eventos masivos para las personas que harían sus manifestaciones aunque se las prohibieran, pero don Sergio y su familia, siguen esperando. Son personas anónimas, que no tienen los medios para alzar la voz, que nunca saldrían a la calle, no vociferan, ni criticarían a nadie. Ellos no fueron escuchados en su amabilidad y simpleza.

Patricia Olivares, Médico y Vocera Fundación Voces Católicas.

Comparte