02/03/2024
Home / Actualidad  / Magdalena Lira, Directora Nacional de la Fundación Ayuda a la Iglesia que Sufre en Chile: «La iglesia ucraniana está ahí para ayudar a las personas y no las dejará solas»

Magdalena Lira, Directora Nacional de la Fundación Ayuda a la Iglesia que Sufre en Chile: «La iglesia ucraniana está ahí para ayudar a las personas y no las dejará solas»

La también vocera de nuestra Fundación nos cuenta sobre la campaña de ayuda que desde ACN han iniciado. Junto con esto, nos relata cómo la iglesia local ha enfrentado el conflicto. “Ellos ya se estaban

La también vocera de nuestra Fundación nos cuenta sobre la campaña de ayuda que desde ACN han iniciado. Junto con esto, nos relata cómo la iglesia local ha enfrentado el conflicto. “Ellos ya se estaban preparando para acoger a la gente en las iglesias, para darles comida y agua, además habían organizado cursos de primeros auxilios para los sacerdotes y las religiosas, y los laicos que quisieran, con el fin de poder atender a los heridos en caso de necesidad”.

El mundo se conmocionó este jueves 24 de febrero con la invasión de Rusia a Ucrania, que marcó el inicio de una nueva guerra. Bajo este contexto, Voces Católicas conversó con Magdalena Lira, Directora Nacional de la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia que Sufre, para profundizar sobre lo ocurre en la zona de conflicto, el rol de la iglesia ucraniana y cómo las personas pueden ayudar a los afectados.

“Nosotros llevamos décadas ayudando a la iglesia en Ucrania, a los sacerdotes y a las religiosas. Hemos estado en contacto permanente con los sacerdotes, los obispos y las religiosas que están allá, para informarnos de sus necesidades y cómo podemos apoyarlos”, explica Magdalena y nos cuenta que desde ACN han comprometido una primera ayuda de emergencia de 1 millón de euros, la cual “se va a destinar a los sacerdotes y religiosas que están en Ucrania acompañando a los más necesitados, a las víctimas de esta guerra, porque realmente las noticias que hemos recibido nosotros del trabajo que ellos están realizando es notable”.

Nuestra vocera nos relata que en la diócesis de Kiev «ya se estaban preparando para acoger a la gente en las iglesias, para darles comida y agua, además habían organizado cursos de primeros auxilios para atender a los heridos en caso de necesidad. La iglesia ucraniana está ahí para ayudar a las personas y no van a salir. (…) Se estima que podría haber 5 millones de refugiados, por motivos de seguridad. Pero los sacerdotes y las religiosas que están allá, permaneceran, y a ellos los queremos apoyar, porque están allí con su gente, en las parroquias, en las comunidades, donde sea que ellos estén, acogiendo a la gente que ha quedado desplazada, o sea, gente que se ha escapado ya de los sectores de conflicto”.

En su contacto permanente con los religiosos en la zona del conflicto, en ACN han conocido un drama que va mucho más allá de la violencia: “Hablamos con el obispo de una de las diócesis que están en la zona afectada principalmente por la violencia y él nos decía que la situación está empeorando cada día. No saben lo que va a pasar la próxima hora, si los van a atacar. Además, otro drama que están viviendo es que los precios están subiendo brutalmente, entonces la gente no sólo está sufriendo el miedo de poder ser víctima de algún ataque, sino que de cómo sobrevivir adquirir los bienes esenciales», explica la periodista. 

¿Qué rol está jugando la iglesia en la zona?

La iglesia, los sacerdotes, las religiosas, están organizando todo tipo de ayuda, en todos los locales que ellos tengan a su disposición, para distribuir comida, estar con la gente, dar albergue a los que han tenido que escapar, y acordémonos que es invierno también en Ucrania. Le están dando alojamiento, albergue, acogida y consuelo. Además, finalmente, los que quedan son aquellos que no tienen los recursos tampoco para escapar, o sea, son los más  vulnerables. Como Fundación, nos comprometimos ya a enviar 1 millón de euros, para que los sacerdotes y religiosas que están allá, puedan seguir desarrollando esta labor y estamos iniciando hoy una campaña, para poder recolectar más fondos e ir aumentando la ayuda, que sabemos que va ser insuficiente frente a lo que está ocurriendo.

¿Cuál es la situación de la gente que busca salir del país y cómo la iglesia puede ayudar?

Se cree que por lo menos la cifra sería de alrededor de 5 millones de personas que saldrán del país. Para hacerse una idea es más o menos la cantidad de sirios que han tenido que huir de Siria, producto de la guerra. Ucrania es un país grande, son distancias grandes, entonces no toda la gente puede escapar. (…) Tienen que atravesar todo el país para llegar a la frontera, y en ese caminar va quedando mucha gente en el camino, los ancianos, las familias con niños chicos, etc. En Ucrania hay en este momento, según los datos que tenemos nosotros, 4.879 sacerdotes y 1.350 religiosas y esas más de 5.000 personas, están ahí para ayudar justamente a quienes lo necesitan. Ellos comparten lo poco y nada que tienen con los que tienen menos que ellos. Entonces, realmente es importante apoyar a la iglesia de Ucrania en este momento. Porque Ucrania, además, fue un país muy golpeado económicamente por el coronavirus, ya estaban atravesando una situación económica difícil. Añadiendo esto, la situación para muchas personas en Ucrania es de desesperación.

¿Cómo podemos desde Chile ayudar con lo que ellos están haciendo?

Haciendo donaciones a la Fundación (www.acn-chile.org), esa es la forma en que nosotros estamos pidiendo la ayuda. No cosas materiales, sino que donación en dinero, porque todo lo que recibamos se lo enviamos directamente a la iglesia en Ucrania, que es la que está en terreno, para que puedan usarla para sobrevivir y cubrir todas las necesidades que tienen en este momento. Es importante que si una persona quiere hacer una donación (sin importar el monto) y decide hacer una transferencia, ponga en el asunto del mail Ucrania y con eso nosotros sabemos cuál es el destino de la donación.

En los últimos días, el Papa Francisco ha enviado mensajes a los líderes mundiales y ha llamado a unirse en oración por la paz ¿Qué le parece?

El Papa ha estado llamando permanentemente a la paz en Ucrania y a solucionar el conflicto por vías pacíficas y diplomáticas. (…) Hoy creemos que este llamado es más necesario que nunca, esta invitación abierta que hace el Papa a los creyentes y no creyentes a rezar por la paz. La oración es mucho más poderosa que las armas de guerra, eso a nosotros no nos cabe duda. Si nos unimos a rezar y se arma una gran corriente de oración, va a tener efecto. Así que nos unimos totalmente al llamado del Papa. Un ejemplo muy bonito que nos dieron los católicos de Ucrania fue cómo se organizaron y todos los días a las 8 de la noche, donde sea que estuvieran, en distintas ciudades, pueblos, lugares, se unían a rezar el rosario, pidiendo por la paz y por la solución pacífica. Seguramente, muchos en este momento están huyendo, están en una situación bien desesperada y creemos que ellos nos han dado el ejemplo de cómo podemos apoyarlos. Así que el miércoles, y ojalá no sólo el miércoles de cenizas sino que todos los días, tengamos en nuestra oración a Ucrania y no olvidemos el poder de la oración.

Si deseas donar puedes hacerlo online en https://www.acn-chile.org/donacion/ o transferir a la cta. cte. 11175-9 del Banco Santander, a nombre de Ayuda a la Iglesia que Sufre, RUT 73.537.400-1, email: acn@acn-chile.org, asunto: Ucrania.

Comparte